jueves, 16 de julio de 2015

Manco-gido

Condiciones complejas, contradicciones… ésta es una noticia (20150716 cuatro-representantes-eibar-mancomunidad) que requiere un par de vueltas. Veamos:

Los hechos:

El Pleno del pasado lunes 13 de julio de 2015 tenía como punto la elección de representantes del Ayuntamiento de Eibar para la junta de la Mancomunidad de Debabarrena.

En dicho pleno, como se explica en esta noticia, se votó la propuesta hecha por el Gobierno de mayoría simple del PSE en Eibar, de que los 4 representantes del Ayuntamiento de Eibar fuesen, todos ellos, del PSE.

A dicha propuesta, el PSE (10 votos) dio su apoyo, mientras que PNV (5 votos) e Irabazi (1 voto) lo rechazaron. Bildu (5 votos) se abstuvo, resultando en la aprobación de la propuesta.


La discusión:

El PNV arremete contra Bildu y también contra el PSE. En esta noticia se dan algunas claves en relación con las representaciones de otros ayuntamientos en la mancomunidad aunque sin ahondar en los números y proporciones globales (los datos los hemos logrado después y los valoraremos al final). En este sentido, en la noticia se producen algunas contradicciones entre las versiones de PNV y PSE al respecto de la existencia o no de pactos o deslealtades entre ambos, ya que el PNV dice que “«Miguel de los Toyos ha incumplido el acuerdo político alcanzado al respecto», y anuncia que «si quiere recibir lealtad, también tendrá que ofrecerla»”, y por contra, de los Toyos (PSE) dice en esta noticia que «no existe ningún pacto ni acuerdo con el PNV que nos obligue a nombrar representantes de su partido». Hay una errata en relación con el tema de Elgoibar, ya que no es el PSE quien apunta lo ocurrido, sino el PNV (en la entrevista de ayer en Radio Eibar de http://cadenaser.com/emisora/2015/07/15/radio_eibar/1436976291_073701.html , la edil del PNV, Eva Juez, sólo se acordaba de lo ocurrido ahí, y no de Soraluze).

En otro orden de cosas, el Sr. de los Toyos [editado tras sugerencia. #Respeto #noproblem] es un as de la retórica: expone que “generalmente en los últimos años los representantes de la Mancomunidad son los componentes del equipo de gobierno municipal”; pero, claro, lo que no dice es que en años anteriores han tenido gobiernos de mayoría en asociación con el PP. De modo que era normal disponer entonces de 4 delegados propios. De este modo, es cierto que con la distribución elegida (que los 4 representantes sean del PSE y no, por ejemplo, 2 del PSE + 1 de Bildu + 1 del PNV) “no se refleja la pluralidad política de Eibar”. No obstante, como el lector habrá podido deducir, a esta observación le corresponden otro par:

1. Que en años anteriores tampoco se ha reflejado la pluralidad política y nadie se ha echado las manos a la cabeza, y…
2. Que Bildu se haya abstenido, permitiendo así que la propuesta del PSE prospere, se entiende si nos remitimos a una posible motivación estratégica y a los números de las mayorías, ya que según expone Leire Abanzabalegi en Eibar Opina, lo que han logrado al abstenerse es que ni PSE ni PNV logren la mayoría en la junta de la Mancomunidad (salvo acuerdo entre ellos). Apunta que, si PNV tuviera un representante de Eibar, éstos lograrían la mayoría en la junta de la Mancomunidad y que tanto su programa de legislatura como la actitud del PNV durante la anterior respecto de la gestión de residuos son contrarios a los planteamientos de EH Bildu.

Preguntada por el reparto político de la junta de la mancomunidad, la misma nos respondía que resulta como sigue:

PNV: 6
Debarren ahotsa (que se unirá al PNV, sic): 2
PSE: 7
EH Bildu: 2

Parece claro que si EH Bildu no veía bueno el programa del PNV, y si consideraba que Debarren ahotsa apoyaría a los mismos, debería lograr que desde Eibar sólo saliesen representantes de PSE, Irabazi o Bildu. Algún tipo de acuerdo entre Bildu y PSE para repartirse las representaciones podría haber posibilitado esto (por ejemplo 2 del PSE y 2 de Bildu, o 3 del PSE y 1 de Bildu…) pero seguramente el pacto regional PNV-PSE habrá limitado esta posibilidad al PSE de Eibar (no sería bueno meterse en más líos). Por tanto, como (lógicamente) Bildu no votaría a favor de que los 4 representantes fuesen del PSE así como así, al abstenerse evita el “mal mayor” de facilitar una situación en la que PNV+Debarren ahotsa lograsen la mayoría absoluta que les permitiría la tenencia de un solo representante más del PNV de Eibar.

Así, a partir de este momento el gobierno de la mancomunidad muy probablemente quede en manos del PSE, al ser quien más representantes tiene. No obstante, requiere de algún apoyo externo. La situación queda aún coja. Habría que valorar si, de algún modo, Bildu ha logrado algún compromiso programático por parte del PSE para acabar de cuadrar todas las cuentas, ya que si fuese Bildu quien le tuviese que otorgar la presidencia de la mancomunidad, tendrá que serlo con voto FAVORABLE (no valdría la abstención, ya que PNV+Debarren ahotsa contarían con más votos). Eso, salvo que sea PNV o Debarren ahotsa quien llegue a un acuerdo con el PSE (¿está en condiciones de fiarse?), o que la presidencia se dilucide mediante mayoría simple.

Disculpadme, pero… ¡¡qué situación más interesante!!


Otra cosa:

Qué curioso que al PNV le parezcan mal las abstenciones cómplices de algunos (es verdad que lo son, para qué vamos a negarlo) en cuestiones político-estratégicas, pero luego sean ellos los primeros que usan ese método para lavarse las manos (ejemplo: ampliación de Ipurua) o para que se suban los sueldos de los concejales, por poner un par de ejemplos.

Aparte de eso, apuntar que el concepto “izquierda abertzale de Bildu” es, como mínimo, incorrecto, por no decir sesgado o intencional, ya que, como bien se sabe, la izquierda abertzale es una parte de dicha coalición, en la que participan otros partidos como Eusko Alkartasuna y Aralar, pero también personas independientes. Parece que a determinados grupos de presión político-económico-mediática les renta que se siga asociando una cosa con la otra.



1 comentario:

  1. Se llama Sr De los Toyos, no Sr Toyos. #Respeto

    ResponderEliminar